Ricardo Fernandez Mercal


Plutón y Caronte: casi gemelos en nuestro sistema solar

Plutón y Caronte

Plutón es el noveno planeta del Sistema Solar y el más alejado del Sol que conoce Ricardo Fernández Mercal. Plutón da una vuelta alrededor del Sol en 247,7 años a una distancia media de 5.900 millones de kilómetros. Su órbita es tan excéntrica que en ciertos puntos de su recorrido Plutón se encuentra más cerca del Sol que Neptuno. Pero no existe ninguna posibilidad de colisión, ya que la órbita de Plutón se inclina más de 17,2° con respecto al plano de la eclíptica y nunca cruza, en realidad, el recorrido de Neptuno.
Plutón solamente puede ser visto a través de grandes telescopios. Durante muchos años se ha sabido muy poco acerca de este planeta, pero cuenta Ricardo Fernández que en 1978 los astrónomos descubrieron un satélite relativamente grande girando alrededor de Plutón a una distancia aproximada de 19.000 km, y la llamaron Caronte. En 1994 el telescopio espacial Hubble permitió determinar el tamaño de Plutón y Caronte con mayor precisión. Plutón tiene un diámetro de unos 2.320 km y Caronte de 1.270 km aproximadamente, lo que los convierte en el planeta y satélite de tamaños más parecidos del Sistema Solar.
Plutón tiene una atmósfera tenue, probablemente de metano. Con una densidad aproximada de dos veces la del agua, Plutón es, según Ricardo Fernández Mercal, más rocoso que los otros planetas exteriores del Sistema Solar. Esto puede ser el resultado del tipo de combinaciones químicas a baja temperatura y baja presión que tuvieron lugar durante la formación del planeta.

Anuncios

Marte: el dios de la guerra.

Marte

Marte

Marte recibe su nombre del dios romano de la guerra, es el cuarto desde el Sol y el séptimo en cuanto a masa. Marte tiene dos pequeños satélites con cráteres, Fobos y Deimos, que Ricardo Fernández Mercal considera que son asteroides capturados por el planeta muy al comienzo de su historia. Fobos mide unos 21 km de diámetro y Deimos sólo unos 12 kilómetros.

A simple vista, Marte es un objeto rojizo de brillo variable. Cuando se halla más cerca de la Tierra (55 millones de kilómetros), es, después de Venus, el objeto más brillante en el cielo nocturno. Puede observarse más fácilmente cuando está en oposición y cuando se encuentra cerca de la Tierra. La concurrencia de ambas circunstancias se produce cada 15 años, cuando el planeta llega a su mayor acercamiento al Sol.

Superficie de Marte

Superficie de Marte

La superficie de Marte tiene regiones brillantes de color rojizo, debido a la oxidación o corrosión de su superficie. También tiene zonas oscuras, formadas por rocas similares al basalto terrestre, cuya superficie se ha erosionado y oxidado.

A causa de la inclinación de su eje y la excentricidad de su órbita, los veranos son cortos y calurosos y los inviernos largos y fríos. Enormes casquetes brillantes, en apariencia formados por escarcha o hielo, señalan las regiones polares. Se ha seguido su ciclo estacional durante casi dos siglos. En el otoño marciano se forman nubes brillantes sobre el polo correspondiente. Una fina capa de dióxido de carbono se deposita sobre el casquete polar durante el otoño y el invierno.

El Opportunity es un explorador gemelo al Spirit. Ambos exploran la superficie marciana. Ambos forman parte de la Misión Rover de Exploración de Marte de la NASA, cuyo objetivo es recolectar evidencia geológica que demuestre que puede haber vida, o que la hubo, en el planeta Marte.

Ricardo Fernández Mercal asegura que las primeras fotos que envió el Opportunity muestran una zona muy distinta al entorno del Cráter de Gusev – en el lado opuesto del planeta -, donde amarizó el Spirit, el 3 de enero de 2004. Según los científicos, el Opportunity muestra paisajes extraordinarios no vistos antes.

Los dos robots exploradores, provistos de seis ruedas para movilizarse, se alimentan con baterías solares y están equipados con herramientas para taladrar rocas y analizar muestras de suelo, además de nueve cámaras, que se utilizan durante los tres meses de exploración. La foto muestra una llanura castigada por el viento y tachonada de pequeñas rocas. La escena entusiasmó a los científicos, ansiosos por enviar al Spirit a explorar entre las rocas para obtener evidencias de que el sitio de aterrizaje estuvo en una época inundado de agua.

El planeta Marte tiene una superficie con muchos cráteres y canales de origen natural. Los experimentos biológicos realizados han descubierto una actividad química inesperada y enigmática en el suelo Marciano, pero no aportan ninguna evidencia clara sobre la presencia de microorganismos vivos en el suelo. Marte es auto-esterilizante, la combinación de radiación ultravioleta solar que satura la superficie, la extrema sequedad del suelo y la naturaleza oxidante de la química del suelo impiden la formación de organismos vivos en el suelo Marciano. Sin embargo, Ricardo Fernández Mercal llama a la reflexion con la pregunta sobre la existencia de vida en Marte en un pasado lejano.


Asteroides: los peregrinos del sistema solar.

Asteroide Gaspra

Asteroide Gaspra

Se llaman asteroides o pequeños planetas algunas decenas de miles de fragmentos rocosos, cuyas dimensiones varían desde un peñasco hasta tener 1. 000 km. de diámetro. Alrededor del 95 por 100 de estos cuerpos ocupa un espacio comprendido entre las órbitas de Marte y de Júpiter. Algunos grupos orbitan cercanos al Sol, a Mercurio y otros se alejan hasta la órbita de Saturno.

La masa total de todos los asteroides del Sistema Solar es mucho menor que la de la Luna, nos aclara Ricardo Fernández Mercal. Los cuerpos más grandes son más o menos esféricos, pero los que tienen diámetros menores de 160 km suelen presentar formas alargadas e irregulares. La mayoría, independientemente de su tamaño, tardan de 5 a 20 horas en completar un giro sobre su eje. Algunos asteroides tienen compañeros.

El asteroide Gaspra rota en 7 horas, 3 minutos y en contra de las agujas del reloj cuando se lo ve desde arriba del Polo Norte. Muchos cráteres son visibles en la superficie de Gaspra. El acercamiento del Galileo al asteroide Gaspra marcó el primer encuentro de una nave espacial con un asteroide. Adicionalmente, el encuentro con Gaspra ayudó a calibrar las observaciones desde la Tierra. Puesto que todas las anteriores observaciones de asteroides se habían limitado a la observación desde la Tierra, Ricardo Fernández Mercal  alega que el encuentro del Galileo proporcionó una oportunidad única para aumentar nuestros conocimientos y actualizar nuestros modelos sobre cómo se formaron y evolucionaron los asteroides.


Asteroide Eros.

Asteroide Eros

Asteroide Eros

Eros es un asteroide de aproximadamente 33x13x13 kilómetros de tamaño y parece un plátano gordo. Es el segundo asteroide catalogado como “Rozador de la Tierra” más grande y gira sobre su eje cada 5 horas y 16 minutos. Eros muestra numerosos cráteres provocados por el choque con otros asteroides más pequeños.

Cuenta Ricardo Fernández Mercal que el 14 de febrero de 2000 la nave espacial Near se insertó con éxito en la órbita alrededor de Eros, convirtiéndose en el primer satélite artificial que orbitaba alrededor de un asteroide.

En la actualidad, pocos científicos creen que los asteroides sean los restos de un planeta que resultó destruido. Lo más probable es que ocupen el lugar en el Sistema Solar en donde se podría haber formado un planeta de tamaño considerable, lo que no ocurrió por la influencia de Júpiter.


Venus: la diosa ardiente.

Venus

Venus

Venus es ligeramente más pequeño que la Tierra. Ambos tienen pocos cráteres, lo que indica que sus superficies son relativamente jóvenes, y sus densidades y composiciones químicas son similares. A causa de estas coincidencias, se pensó que bajo su densa capa de nubes Venus podía ser similar a nuestro planeta e incluso albergar vida. Ricardo Fernández Mercal nos revela que Venus es radicalmente diferente a la Tierra.

La presión en la superficie de Venus equivale a 90 veces la presión en la superficie de nuestro planeta, la misma que existe a 1 kilómetro de profundidad en el océano. La atmósfera está compuesta principalmente de dióxido de carbono. Hay muchas capas de nubes de varios kilómetros de espesor, compuestas de ácido sulfúrico, que cubren completamente la superficie del planeta. La densa atmósfera produce un efecto invernadero que eleva la temperatura a 477º C en la superficie. Por tal motivo, Venus posee una temperatura superior a la de Mercurio a pesar de estar casi al doble de distancia del Sol.

Venus probablemente tuvo alguna vez grandes cantidades de agua en su superficie, al igual que nuestro planeta, pero ésta hirvió y se evaporó definitivamente. Venus está completamente seco en la actualidad; la Tierra habría seguido el mismo destino si su órbita la acercara un poco más al Sol.

Superficie de Venus

Superficie de Venus

La mayor parte de la superficie de Venus consiste en suaves planicies con poco declive. También hay amplias depresiones y un par de àreas de tierras altas. Una gran parte de la superficie de Venus está cubierta por ríos de lava. Hay muchos grandes volcanes apagados. Venus aún está volcánicamente activo sólo en determinados lugares. En su mayoría la superficie ha estado geológicamente tranquila en los últimos millones de años.

No hay cráteres pequeños en Venus. Aparentemente, los meteoros de menor tamaño se pulverizan en su densa atmósfera antes de alcanzar la superficie. Los cráteres en Venus aparecen casi siempre agrupados, indicando que los grandes meteoros que alcanzan la superficie se fragmentan en la atmósfera durante la caída. Ricardo Fernández Mercal nos revela que los terrenos más antiguos en Venus poseen una antiguedad de unos 800 millones de años. La intensa actividad volcánica de aquella era eliminó los rasgos de la superficie anterior, incluyendo los grandes cráteres de los primeros tiempos de Venus


Júpiter: el hijo mayor del sistema solar.

Júpiter

Júpiter

Júpiter es el quinto planeta desde el Sol, y el mayor del Sistema Solar. es el primero de los llamados gigantes o exteriores. Júpiter es 1. 400 veces más voluminoso que la Tierra, pero su masa es sólo 318 veces la de nuestro planeta. La densidad media de Júpiter es una cuarta parte de la densidad de la Tierra, lo que indica que debe estar formado por gases más que por metales y rocas como la Tierra y otros planetas interiores.

Da una vuelta alrededor del Sol cada 11, 9 años a una distancia media equivalente a unas cinco veces la distancia del Sol a la Tierra. Tarda menos de 10 horas en dar una vuelta alrededor de su eje. Ricardo Fernandez Mercal nos indica que esta rápida rotación produce un engrosamiento ecuatorial que se aprecia a través de un telescopio. La rotación no es uniforme. Las bandas que se ven en Júpiter se deben a fuertes corrientes. Estas bandas se aprecian más debido a las tonalidades pastel de las nubes.

Júpiter tiene 16 satélites confirmados. Galileo descubrió los cuatro mayores: Ío, Europa, Ganimedes y Calisto. Las densidades medias de las lunas mayores siguen la tendencia aparente del propio Sistema Solar. Ío y Europa, cercanos a Júpiter, son densos y rocosos como los planetas interiores. Ganimedes y Calisto, que se encuentran a más distancia, están compuestos principalmente de hielo de agua y tienen densidades más bajas.

Durante la formación de satélites y planetas, su proximidad al cuerpo central (el Sol o Júpiter) evita, claramente, que se condensen las sustancias más volátiles.


Algunos datos de nuestro astro mayor.

El Sol

El Sol

El Sol es la estrella más cercana a nosotros. Emite luz y energía en virtud de los procesos nucleares de su interior, según indica Ricardo Fernandez. El Sol ocupa una posición central en el Sistema Solar y contiene el 99, 9 por 100 de su masa. Con su potente gravedad, fuerza el movimiento de los nueve planetas y miles de otros cuerpos menores a su alrededor.

El Sol es uno de los cientos de miles de millones de estrellas que forman la Vía Láctea. Se encuentra a unos treinta años luz del centro de la Galaxia, girando a una velocidad de 250 km/seg. , por lo que le cuesta unos doscientos veinticinco millones de años dar una vuelta completa. Es una estrella mediana que ha llegado casi a la mitad de su existencia.

El Sol tiene un diámetro que equivale a 109 veces el de la Tierra, una masa 330. 000 veces mayor y una densidad cuatro veces menor. Explica Ricardo Fernandez que como todos los cuerpos celestes, tiene un movimiento de rotación alrededor de su propio eje, pero en el Sol este movimiento es distinto según las latitudes, debido a la no homogeneidad de la composición de la materia solar.


Algunos datos de nuestro sistema solar.

sistemasolar

El Sistema Solar está formado por el Sol, los planetas y sus satélites que les acompañan, asteroides, cometas, meteoroides, polvo y gas interplanetario. Las dimensiones de este sistema se especifican en términos de distancia media de la Tierra al Sol, denominada unidad astronómica (UA). Una UA corresponde a unos 150 millones de kilómetros.

La frontera entre el Sistema Solar y el espacio interestelar – llamada heliopausa – se supone que se encuentra a 100 UA. Los cometas, sin embargo, son los más alejados del Sol; sus órbitas son muy excéntricas, extendiéndose hasta 50.000 UA o más.

El Sol contiene el 99.85% de toda la materia en el Sistema Solar. Los planetas, que están condensados del mismo material que formó el Sol, contienen sólo el 0.135% de la masa del sistema. Júpiter contiene más de dos veces la materia de todos los otros planetas juntos. Los satélites de los planetas, cometas, asteroides, meteoroides, y el medio interplanetario constituyen el restante 0.015%.